Los hijos del lomerío

Hoy 17 de mayo amanecí entre pájaros y verdor, visité la casa de unos hijos del lomerío que saben sacarle sonrisas a la tierra con el poder de sus manos y el sudor de sus días. Me refiero a Norkis Ramírez Cremé, una de las campesinas destacadas de la Cooperativa Lino de las Mercedes Álvarez del municipio de Guantánamo que se ubica justo en el Reparto Santa María, en las afueras de la ciudad (única CCS con la distinción de doble excelencia); y su esposo Eulises Rodulfo Padilla quienes poseen la finca “Los mangos” que no tiene esa deliciosa fruta pero sí tres hectáreas pobladas de guayabas, frutabomba y plátanos. Se dedican además a la crianza de animales como los cerdos y aves.

El sitio es acogedor, la casa sencilla y confortable invita a un descanso plácido luego de las arduas jornadas de trabajo en medio de una sequía que azota a esta región oriental y amenaza el abasto de agua para plantaciones y animales.

De la cooperativa les cuento que este año duplican sus éxitos productivos, por ejemplo, al resembrar maíz, calabaza, hortalizas con más de 2 mil 124.8 toneladas. En el programa de sustitución de importaciones sus 274 asociados aportaron hasta la fecha más de 17 mil 800 litros de leche, útil para la alimentación de niños y ancianos en la provincia.

Luego nos trasladamos hacia el ranchón de la CCs mencionada, porque los campesinos de ella no solo emplean sus horas en el trabajo sino también en el intercambio y festividades por sus méritos y resultados laborales. Allí conocimos a un guajiro bonachón de más de seis décadas de vida que mantiene la finca Los Toledos de la comunidad Los Cocos de Confluente llena de boniatos, variadas frutas, verduras y animales además.

Otros hijos del lomerío guantanamero se reunieron en el lugar para celebrar su día y con ellos platiqué un buen rato hasta entrada la mañana. Me invitaron a su fiesta, pero qué lástima, debo seguir la faena en la emisora.

No hablo más, les dejo las fotos de mi incursión radial en estos parajes y sus representantes porque hoy el campesinado fue tema central de la revista radial guantanamera Por el Dial. Hasta otro enlace digital, tengan ustedes mis amigos lectores mejores días…

Dueños de Finca Los Mangos
Dueños de Finca Los Mangos
Casa de Norkis en Finca Los mangos
Casa de Norkis en Finca Los mangos
Presidente de Organización de base de la cooperativa
Presidente de Organización de base de la cooperativa
Presidente de Cooperativa Lino de las Mercedes Álvarez
Presidente de Cooperativa Lino de las Mercedes Álvarez
Dueño de Finca Los Toledos
Dueño de Finca Los Toledos
estudiante de segundo año de un perfil agropecuario
estudiante de segundo año de un perfil agropecuario

 

 

Anuncios

Josué Oliva: la sabia trova

Trovador de mi Guantánamo
Trovador de mi Guantánamo

Hace treinta y siete años se desenvuelve entre acordes de guitarra, composiciones, cantos y sueños. Asegura que en su edad bendita fue un chico de travesuras y con la apertura de los años mozos vive para la música.

La influencia de su padre y amigos, que se reunían en el patio de su casa para tocar changüí y las clases de guitarra en la adolescencia, le sembraron el amor por el arte trovadoresco. Así se convirtió en fundador del grupo Frontera y la Jornada de la Canción Política.

Entre sus momentos más conmovedores revela el cantar frente a Fidel aquel tema dedicado a Antonio Maceo “General de canto eterno” en un parque con su nombre. También, su participación en el Festival de la canción política más importante del mundo: el de la canción roja de Berlín y se emociona al hablar de su interpretación junto a Pick Seagal, quien popularizó los versos martianos en la canción “La Guantanamera”.

“Al saludarle, yo quedaba chiquitico frente a aquel hombrazo. Me sentí el más orgulloso de los guantanameros al intercambiar palabras con nuestro líder histórico.”

En su desandar por la trova ha formado parte de tríos, cuartetos y como su obra más valiosa destaca la musicalización de poemas inéditos del ilustre guantanamero Regino Eladio Boti en dos discos luego de que el escritor Risell Parra le compartiera “Autorretrato” y el hijo del gran poeta otras poesías.

En su trova fusiona ritmos internacionales y ha sido guitarrista acompañante de artistas del patio y nacionales.

“Amor de buena fe” fue uno de los temas más elogiados por el público de Guantánamo pero en su cantar incluye otros sentimientos y circunstancias que van desde el romance hasta la crítica.

Cuando se le pregunta por el futuro de la trova en Guantánamo, declara sus pasos en la formación de otros intérpretes y compositores del género en la ciudad y afirma que nota el crecimiento de jóvenes interesados en esta música y su defensa.

“Ellos son el relevo nuestro pero hay que seguirlos enamorando de la trova. Antes no creaban, sólo asumían las canciones de otros, pero en la actualidad se dedican también a componer sus propias obras y con calidad.”

A Josué Oliva se le puede ver seduciendo su guitarra en la Casa de la Trova y el Café Cantante de nuestra ciudad, espacios para entretener el alma y el pensamiento.

Memorias de Guantánamo en su propia voz

Guantánamo, ciudad que crece entre ríos
Guantánamo, ciudad que crece entre ríos

Soy Guantánamo, la tierra entre ríos cuya historia entreteje encuentros con taínos y colonos, franceses y africanos, chinos y antillanos. La mezcla de mi gente la distingue como seres únicos de Cuba cuyos matices se desdoblan entre la humildad y el arrojo, la pasión y la alegría, el humor y la solidaridad. Hoy, cuando mi almanaque anuncia la nueva edad, te quiero contar mi crónica.

Alrededor de mí rivalizan los poderes naturales, pues por un lado cedo visita a las mayores lluvias, por otro, muestro un rostro semidesértico.

Toda esta riqueza atrajo el interés por hacer sonreír mi terruño fértil con cacao, caña y café, frutos que deparan buen caudal y cautivan por su sabrosura.

He visto cada época pasar por la cola de este caimán cubano durante 145 años. Serví al indio que bailaba y agradecía la majestuosidad de mis paisajes, sufrí cuando los españoles azotaban a los africanos y humillaban a mis hijos; por eso los cobijé en mis montañas para que pugnaran por su libertad.

Me enorgullece ser parte de una historia de conquistas, de que mi familia sepa empinarse y asegurar su lugar y sueños. Todo ello me late adentro, junto a nombres como Pedro Agustín Pérez con su ansia eterna de librarme de penas, los ahijados Martí, Gómez y Maceo, quienes usaron mis costas en funciones independentistas.

Guardo cada foto de hijos salvadores, clandestinos, rebeldes, de todos los que me amaron tanto y murieron por expulsar los demonios que me atormentaban, de cada guantanamero que regaló a su tierra la gloria de tiempos de mayor paz y crecimiento.

Desde esa victoria de revolución, el amor palpita en mi pecho, me inclino para ayudar a los hijos viejos y a los nuevos que tornan a Guantánamo más fructífera y diligente.

¿Sabes que las aguas y el rico sabor de mi chocolate y bacanes, bendicen a mi gente? Las tornan rítmicas y creadoras. Me dicen cuna del son y el Changüí. Soy además el sello de versatilidad danzaria con compañías que hacen girar las miradas de Cuba y el mundo.

A mis mujeres, le dedicaron una de las canciones más famosas del mundo: La guantanamera.

Muchos son los nombres, hazañas y obras que me realzan.

Ahora mi gente se apresta a celebrar mi nuevo cumpleaños, me pinta y rejuvenece. Mientras, acumulo más sueños. Pido al vecino devolver lo que no le pertenece, mi pedazo de bahía. Aspiro a que mi pueblo sea más virtuoso emprendedor y amigo.

Yo, Guantánamo, quiero la salud y prosperidad hacia un despertar económico, el coraje que frene a los personajes destructivos, la apertura a mentes que cambien lo que debe ser cambiado. Hoy, en agradecimiento a la gran familia, repito las palabras de quien preside mi país y les digo a todos: “Guantanameros y guantanameras, los llevo en el corazón”.

Arte-chef de Guantánamo: asombro y gusto al paladar

Intrusa en la cocina lista para...Hay en mi ciudad un sitio para variar la salidita del mes, o del cumpleaños, o que convendría en la cita especial con un amigo, pareja o familiar. Se trata del restaurante Arte-chef de Guantánamo, donde funciona además la Asociación culinaria del territorio. El sabor y belleza con que se presentan los platos dan autenticidad al profesionalismo de sus cocineros y chef pues en ese lugar se formó a los seis guantanameros que ostentan ese título y a los más de 40 mil asociados de diversas especialidades culinarias.

Arte-chef, cuenta con servicio de restaurante además de un ranchón con parrilladas y las aulas para aprendizajes teóricos y prácticos de coctelería, cocina en varios niveles, decoraciones culinarias y otros perfiles. Según sus líderes goza de gran prestigio a nivel nacional en categorías especializadas pero para sus habituales visitantes, es una suerte de lugar donde el comer se torna un placer compartido.

Las manos e ingenio de su gente (puede comparárseles con escultores) moldean alimentos que convierten en piezas hermosas de la naturaleza; así transforman guayabas en flores, viandas en animales y cuanto objeto o figura invoque su imaginación.

La presentación de platos típicos y tradicionales como la caldosa guantanamera, el chilindrón de cordero y los asados de carne, figuran en los menús habituales de esta casa de cocina mientras que sus barman recrean sabores de diversas bebidas y frutas para acompañar las sabrosas comidas.

No hablo más, muestro imágenes para quienes decidan, alguna vez, compartir mi experiencia…

PRIMERA NIÑA DE GUANTÁNAMO, FRUTO DE LA INSEMINACIÓN ARTIFICIAL

primera niña guantanamera fruto de inseminación artificial
Primera niña guantanamera fruto de inseminación artificial

Por Katy Cruz

Lizmariam es la primera niña guantanamera que nace gracias a la inseminación artificial practicada a su madre en enero de este año por especialistas del Centro de Reproducción Asistida ubicado en el Hospital Provincial Doctor Agostinho Neto.

Tras una cesárea por rotura prematura de membrana, el equipo médico liderado por el ginecobstetra Ángel Ramos Casamayor trajeron al mundo a la bebé quien pesó seis libras y goza de buena salud junto a su progenitora.

El también responsable del Programa de atención a la pareja infértil ahonda sobre ambas pacientes:

IMG-20150917-01092” Este es un caso de una paciente de 38 años con algunos problemas de infertilidad , ya habíamos intentado con tratamiento médico su recuperación. Al intentar con la estimulación ovárica en tres ciclos y no tener resultados positivos decidimos efectuar la inseminación artificial y en el segundo intento logramos que quedara embarazada. La criatura está saludable aún y cuando la madre desarrolló una diabetes gestacional y colestásis hepática por lo cual estuvo ingresada desde las 23 semanas hasta las 36 cuando espontáneamente rompió membrana y le realizamos la cesárea.”

Al preguntarle al apasionado doctor lo que experimenta con este resultado responde: “Me siento feliz aunque queda mucho camino por andar. Nuestro compromiso es lograr que toda pareja infértil reciba atención y tratamiento para que tengan sus hijos, su familia. Nos sensibilizamos mucho con cada uno de los pacientes y por supuesto nos esforzamos por ayudarles en sus sueños de concepción.”

El Centro de Reproducción Asistida de Baja Complejidad existente en la provincia inició las inseminaciones artificiales en julio de 2014 y hasta la fecha se les ha aplicado a más de cincuenta mujeres, de las cuales doce lograron los embarazos.

Este 15 de septiembre a las siete con 36 minutos de la mañana Lizmarian se convierte en la primera niña nacida bajo ese proceder que en países desarrollados cuesta entre 5 mil y siete mil dólares y en Cuba es totalmente gratuito.

IMG-20150916-01088

 

Mónika Ertl, la vengadora del Che

Imilla, la revolucionaria
Imilla, la revolucionaria

La venganza suele ser acuñada de negativa y perniciosa, sin embargo, el contenido semántico de esa palabra ampara vocablos como resarcimiento, desquite, reparación e incluso compensación.
¿Acusaríamos a la venganza si esta pretende limpiar el oprobio a nuestros seres queridos?
¿Qué pensaría usted de quien da un escarmiento a un sanguinario?
Muchas son las historias relacionadas con la venganza como castigo a victimarios. Hoy les cuento la de Mónika Ertl, la vengadora del Che.
Nació en Alemania, en medio de la efervescencia del nazismo y al emigrar a Bolivia se apasionó, gracias a su padre, por la fotografía. Esta práctica le valió para ser considerada una mujer pionera en la realización de documentales en la historia del séptimo arte.
La ruptura de su único matrimonio la acercó a una vida dedicada a causas nobles entre las que resalta la fundación de un hogar para huérfanos en La Paz, convertido hoy en hospital.
Su postura combativa, idealista, perseverante, le impulsó sentimientos de idolatría por el Guerrillero Heroico, al que consideraba un Dios.
La muerte del Che, le hirió las entrañas y la empujó a convertirse en “Imilla la revolucionaria” consagrándose a una nueva vida en las colinas bolivianas. Pero una determinación dominaba su mente: ejecutar al responsable directo del ultraje al Che pues luego de asesinado en La Higuera, sus manos fueron amputadas.
Su misión se cumplió el primero de abril de 1971. Monika entró en la oficina del cónsul de Bolivia y esperó pacientemente a Roberto Quintanilla, autor de aquel agravio.
Cuando este entra, se detiene ante la belleza de la mujer. No hubo palabras, le fija la mirada, extrae su revólver y dispara tres veces.
Victoria o muerte, deja en papel escrito esta revolucionaria junto a una peluca, su bolso y su Colt Cobra 38 Special. No importaban los riesgos, solo cumplir la sentencia a muerte del profanador del cadáver de uno de los hombres más ilustres y queridos: Ernesto Guevara de La Serna, su paradigma.
Monika o Imilla, tenía solo 34 años cuando cumplió su cometido de venganza. Pasados tres años, una emboscada terminó con su vida.
Su nombre lidera la lista de seguidores “del comunismo” y por ende “el terrorismo” en Europa, otros la distinguen como una valiente mujer.
Para usted ¿qué calificativo tendría?

OBRA SIN ROSTRO

Imagen

No conozco su rostro, sólo su obra y la sensibilidad de su alma. Un instructor de arte, profe de la creadora de este cuadro tejido con fibras naturales me dejó fotografiarlo y me contó la historia.

Resulta que Adelaine, es una de sus alumnas en una escuela especial “Año de la Educación” ubicada en Puriales de Caujerí, comunidad de San Antonio del Sur, municipio guantanamero que cuenta entre sus bellezas naturales con la loma del Pan de azúcar, el Abra de Mariana y la Salina de Baitiquirí.

Hasta allí se trasladó hace dos años a trabajar el joven Daniel Matos, integrante de la Brigada José Martí, motivado por un montón de sueños e ideas para llenar la vida estudiantil de alegrías y conocimientos. ¡Cuánto ignoraba acerca de la felicidad que le reservaba el destino en aquel centro escolar para niños con Síndrome de Down leve y moderado, autismo, retraso en el desarrollo psíquico y otras discapacidades ¡

Daniel, con la ayuda de los docentes, aprendió a aplicar Talleres de Creación acordes a las necesidades educativas especiales de los niños, quienes se motivaron desde el principio por las clases de pintura, danza y teatro. La dinámica incluía el conocimiento de la historia de la localidad, el Héroe Nacional de Cuba José Martí, mejorar el canto del himno nacional, la estética al vestir el uniforme escolar y otros objetivos relacionados al amor a la naturaleza y la patria.

Sólo una niña mostraba indiferencia, Adelaine.

Y es que para ella, lo único que interesaba, era el arte del tejido.

Imagen

Daniel: “En los programas curriculares de instructores  de arte no se incluye el aprendizaje del tejido, pero si la niña no quería pintar ni nada de lo que yo sabía, entonces me tocaba aprender y vincularla al taller creativo. Busqué en la comunidad a personas aficionadas al tejido y en horas de la tarde y la noche me dediqué por completo a conocer los secretos de cada técnica.

Con Yiraguana, una fibra natural típica de esta zona sanantoniense, aprendí a tejer sombreros, cuadros, bolsas y otros objetos  y extrapolé esos conocimientos a Adelaine. Imagine usted cuánta dicha y motivación logré en ella.”

Su primera creación, nacida de la imaginación y el amor al Apóstol, muestra una palma, una pluma y tintero. Cuando el profe Daniel le preguntó qué representaba para ella la singular obra, Adelaine respondió:

“ Esa es la pluma en la que Martí, debajo de una palma, escribió tantos cuentos y versos para los niños del mundo”

 

Imagen

Nota relevante: Hoy las paredes de los alrededores de la escuela mencionada en este trabajo muestran la inspiración de sus alumnos con murales que reflejan su amor a los símbolos patrios, la naturaleza, figuras animadas como Elpidio Valdés, valeroso mambí cubano y otras singularidades. Por el impacto cultural, político y social de esta institución, en marzo de 2014 será  declarada el centro más importante de la comunidad.

 

La dicha de un embarazo

Con 38 años logra la dicha de un embarazo
Con 38 años logra la dicha de un embarazo

Hace pocos días conocí a una guantanamera que irradiaba felicidad en su mirada y ademanes. Estaba hospitalizada en la mayor institución de salud de Guantánamo. Ustedes se preguntarán cómo es posible ese sentimiento en medio de un ingreso. Ahora les cuento…

Grisell Fajardo Pons, así se nombra, tiene 38 años. Desde muy joven dedica los días al cuidado de sus padres y a llevar con armonía un matrimonio de tres lustros. En silencio se abatía por no lograr un embarazo pero cedía su tiempo a responsabilidades domésticas para no pensar en un asunto cargado de miedos y dudas. En casa el tema no se tocaba, y cuando alguna persona preguntaba si tendría hijos, Grisell sonreía y decía que más adelante.

Su única confidente, una vecina de esas que se vuelven hermanas, la convenció de asistir a una consulta para parejas infértiles y aunque estaba en la edad límite de ese tipo de asistencia ante los riesgos que se derivan de un embarazo luego de los 35 años, el médico decidió realizarle estudios.

“Me hice todos los análisis y el médico dijo que todo estaba bien y ahí me dije: Tengo una esperanza”

Durante tres años Grisell y su esposo se realizaron diferentes análisis de sangre para valorar comportamientos hormonales, espermatogramas que evidenciaban la calidad del semen, ultrasonidos y la temida histerosalpingografía, prueba molesta para la mujer que permite visualizar mediante rayos X  el estado de las trompas de Falopio pues cuando hay obstrucción impiden un embarazo.

El diagnóstico arrojó la necesidad de atención médica desde el servicio de Urología a Alfredo, pareja de Grisell, quien no dudó en curar sus males para lograr el sueño de la paternidad con su esposa.

Para ella fue más difícil la detección de un diagnóstico, su menstruación irregular en demasía le impedía ciertos estudios, lo cual la deprimía y hacía abandonar consultas una y otras veces.

La perseverancia y apoyo de su amiga y vecina la empujaban nuevamente a cada estudio hasta que el especialista y jefe del programa de atención a la pareja infértil en la provincia, Ángel Ramos Casamayor le recetó Clomifeno, un inductor de la ovulación.

Luego de unos meses tomando ese fármaco apareció una rara hinchazón en sus piernas y mareos. Grisell, asustada, buscó al médico quien al practicarle un ultrasonido le dijo:

Médico: “Lo lograste. Ahora tienes que cuidarte mucho para que todo salga bien. Sabes que a tu edad hay riesgos, por eso ahora la dieta rigurosa y la mente libre de estrés son fundamentales”

Grisell: “Médico, este es hijo suyo también. No sabía a quien contarle porque ese día fui sola al hospital. No sabía si llorar, si reír o saltar. al llegar a mi casa y dar la noticia todos sintieron dicha…”

En este punto de la historia Grisell contagió a su entrevistadora con llanto. Veinte semanas de embarazo le saben a gloria y aunque una diabetes gestacional le obliga a rigurosas dietas más el ingreso bajo vigilancia médica, prefiere verse en el sitio seguro para ella y su futuro bebé. A ello le suma altas dosis de buen ánimo y positividad

Girsell “Claro que me voy a cuidar porque después de tanto sufrimiento y estudios quiero que todo salga bien y que mi hijo nazca sano. Quiero tener un embarazo y parto felices, bonitos.”

Pronto le dirán si su hijo es hembra o varón, pero luego de tanta espera, Grisell Fajardo no le exige sexo a la cigüeña, solo le pide salud porque gente para ayudarla abunda.